top of page

Reducción de busto

¿Para quién es adecuada la reducción de senos?

La cirugía de reducción de senos es una opción adecuada para mujeres que experimentan molestias o dolor debido al tamaño y peso de sus senos. Las mujeres con senos grandes también pueden sentirse acomplejadas por su apariencia, experimentar irritación de la piel o erupciones debajo de los senos y les resulta difícil participar en ciertas actividades. La reducción mamaria puede proporcionar alivio y mejorar la calidad de vida en general.

¿Cuándo no es adecuada la reducción mamaria?

La cirugía de reducción mamaria no es adecuada para mujeres embarazadas o en período de lactancia. Tampoco se recomienda para mujeres que se han sometido recientemente a radioterapia o que tienen antecedentes de cáncer de mama. Las mujeres que fuman o tienen una afección médica que puede aumentar el riesgo de complicaciones durante la cirugía pueden no ser buenas candidatas para la reducción de senos.

¿Qué técnicas se utilizan en la reducción mamaria?

Las técnicas utilizadas en la reducción de senos pueden variar según las necesidades y preferencias únicas de cada individuo. Las técnicas más comunes utilizadas en la cirugía de reducción mamaria incluyen las técnicas de ancla, piruleta y dona. Estas técnicas consisten en eliminar el exceso de tejido mamario, grasa y piel para reducir el tamaño de los senos. La cirugía también puede incluir el reposicionamiento del pezón y la areola para lograr una apariencia más natural.

Preparación para la cirugía de reducción mamaria

Para prepararse para la cirugía de reducción mamaria, las pacientes deberán someterse a una evaluación médica para asegurarse de que estén lo suficientemente sanas para la cirugía. También es posible que deban dejar de tomar ciertos medicamentos, como anticoagulantes, en las semanas previas a la cirugía. Los pacientes recibirán instrucciones sobre cómo prepararse para la cirugía, lo que incluye evitar alimentos y bebidas durante un período determinado antes de la cirugía.

Riesgos de la cirugía de reducción mamaria

Al igual que con cualquier cirugía, la cirugía de reducción mamaria conlleva algunos riesgos, que incluyen sangrado, infección, cicatrización y complicaciones de la anestesia. Los pacientes también pueden experimentar cambios en la sensación del pezón, tamaño desigual de los senos o dificultad para amamantar después de la cirugía. Es esencial discutir los posibles riesgos y complicaciones con un cirujano plástico calificado antes de someterse a una cirugía de reducción mamaria.

Procedimiento para Cirugía de Reducción de Senos

Durante la cirugía de reducción de senos, el cirujano plástico hará incisiones en los senos y eliminará el exceso de tejido mamario, grasa y piel. También pueden reposicionar el pezón y la areola para lograr un aspecto más natural. Las incisiones se cerrarán con suturas y los pacientes serán monitoreados en una sala de recuperación después de la cirugía.

Proceso de curación postoperatorio

Después de la cirugía de reducción de senos, los pacientes deberán usar un sostén quirúrgico especial para sostener los senos durante el proceso de curación. Es posible que también necesiten tomar analgésicos y antibióticos para prevenir infecciones. Las pacientes deben evitar levantar objetos pesados, hacer ejercicio extenuante y otras actividades que puedan ejercer presión sobre los senos durante varias semanas después de la cirugía. El proceso de curación puede demorar varias semanas o meses, y los pacientes deberán asistir a citas de seguimiento con su cirujano plástico para garantizar una curación adecuada.

Vea Nuestras Clínicas

Estamos trabajando con las clínicas más avanzadas que Estambul tiene para ofrecer y los cirujanos y profesionales de la salud de renombre mundial.

Exploremos sus opciones

+905396832504

  • Facebook
  • Twitter
  • LinkedIn
  • Instagram
Subir archivo

¡Nos pondremos en contacto lo antes posible!

bottom of page